Región de Valparaíso >> Valparaíso >> Erotismo: relatos eróticos

Mis amigas y mi hermana menor de 19 años, me organizaron una fiesta de despedida de soltera

Mi nombre es María, tengo 25 años y estaba a punto de casarme.

Mis amigas y mi hermana menor de 19 años, me organizaron una fiesta de despedida de soltera en casa de una ellas.

Mi nombre es María, tengo 25 años y estaba a punto de casarme.

Mis amigas y mi hermana menor de 19 años, me organizaron una fiesta de despedida de soltera en casa de una ellas.


La fiesta transcurría normalmente, había música y mucho alcohol hasta que al llegar a la medianoche una de mis amigas me dijo que tenían una sorpresa para mí.

Me hicieron sentar en una silla y me pusieron una venda en los ojos.

Cambiaron la música y en un momento las chicas empezaron a gritar como locas.

No entendía lo que estaba sucediendo hasta que alguien tomo mis manos y dejo que le tocara las nalgas, las sentí bastante duritas.

Luego está misma persona se me sentó encima y agarró mis manos y me hizo pasarla por todo su cuerpo.

No tenía nada puesto arriba y era muy musculoso, yo misma rasguñe sus abdominales al sentirlo que estaban bien marcados.

Luego una de mis amigas me saco la venda y vi entonces como un hermoso hombre bailaba enfrente de mí.

El hombre continuo bailando hasta que en un momento y de un rápido movimiento se sacó el pantalón y queda solamente en calzoncillos.

Mis amigas y yo empezamos a gritar como locas y el hombre siguió bailando y a moverse alrededor mío.

Luego él se volvió a sentar encima mío, me tomo las manos y me hizo pasarla por encima del calzoncillo.

Mis amigas empezaron a gritar mucho más fuerte cuando vieron que metí mis manos dentro del calzoncillo.

Él se volvió a levantar y esta vez para sacarse lo único que tenía puesto y quedarse en bolas en frente de todas.

Mis amigas se volvieron locas al verlo completamente desnudo. El empezó a moverse y a bailar haciendo que su pene se moviera para todos lados.


Él puso su pija cerca de mi cara y las chicas empezaron a gritar "que la chupe, que la chupe" y yo no pude resistir así que se la chupe.

Mientras se la chupaba apareció otro hombre que empezó a bailar con mis amigas.
Yo dejé de chupársela y no sé porque le hice un guiño con mi ojo.

El llevó su pija a una amiga que era casada y esta se la chupo.

El otro hombre también tenía la pija en la boca de otra amiga.

Vi como mi hermanita se escondía detrás de unas amigas y la fui a buscar.

Ella era muy tímida y no quería participar, pero igual yo la traje y la senté en la silla. Llame a los dos hombres y ellos empezaron a bailar desnudos alrededor de mi hermana.

Las chicas y yo empezamos a gritar "que la chupe, que la chupe" y ella agarró una pija y empezó a chuparla.

Mi hermanita no nos dejaba ver ya que se tapaba con las manos. Yo me agache junto con ella y empecé a chuparle la pija al otro hombre.


Luego mis amigas se nos acercaron y algunas de ellas se agacharon con nosotras y otras empezaron a besarse con los hombres.

Mi hermana y yo le dejamos el lugar a unas amigas y ellas empezaron a chupársela.

Me sorprendió que mi hermana no se haya alejado sino que permaneció en el piso esperando a volver a meterse una de esas pijas en la boca.


Una de mis amigas que estaba chupándole la pija a uno de los hombres se puso en posición de perrito, se bajó el jean y empezó a pedirle pija.

El hombre le hizo caso y empezó a penetrarla.

En ese momento empezó el descontrol, mis amigas empezaron a sacarse la ropa y a ser penetrada por estos hombres.

Y yo no fui la excepci

Precio

Ahora : 0.00

Sistema de comentarios

Otros anuncios relacionados

49 Lecturas