h2onew.com Avisos y H2o Publica Gratis en h2onew.com Avisos clasificados gratis e informacion de Agua Categorías | Lugares de Chile

 


h2onew.com Avisos y H2o ; Región Metropolitana ; Santiago ; Agua, h2o ; Propiedades / Lunes 26 de Octubre del aqo 2009 / 19:33 Horas.
¿Qué trae el agua?
Propiedades...


Dentro de las propiedades que presenta este líquido vital, existe una clasificación que habla de agua dura y blanda, términos se refieren a la mayor o menor presencia de minerales. Si bien, ambos tipos no tienen mayor injerencia en la salud, filtrar el agua para que se “ablande” es una buena recomendación para quienes desean consumirla con un sabor más agradable. De paso, eliminará todos los posibles contaminantes que pudiera contener. Tratar el tema del agua es tocar a la vida misma, al cuerpo humano. Es hacer referencia al planeta y a toda la flora y la fauna que lo cubre, pues el agua lo abarca todo. Esa combinación química, que a muchos podría parecer ajena, de una molécula de oxígeno y dos de hidrógeno, es la que logra ese líquido inodoro e insípido. En pequeñas cantidades no tiene color y cuando se encuentra en grandes masas adquiere una tonalidad verdosa. El agua se torna sólida por el frío, se evapora por el calor y forma la lluvia, los ríos y los mares. Allí, en el agua se originó toda la vida y de ella sigue dependiendo, pues es el mejor disolvente que existe, de sólidos, líquidos y gases. Si no contara con esta propiedad sería imposible que sustentara la vida, ya que gracias a ello conduce los nutrientes a los seres vivos, y a la vez, elimina sus desechos. El agua es el principal constituyente del ser humano, de animales y vegetales. Aunque fuera por un corto periodo, la vida no podría existir en ausencia del agua, pues los organismos la contienen en más del 80 por ciento. Por ello, no es extraño que una variación en las propiedades del agua afecte, de distintas formas, a los seres vivos. Por ejemplo, la pureza del agua es importante, pues algunos compuestos químicos nocivos se podrían disolver en el agua que ingiere una persona. Minerales en el agua El agua que se encuentra en la naturaleza no presenta su forma químicamente pura, es decir, compuesta por moléculas H2O, lo que sólo se da en el laboratorio. Ello se debe a que, en su estado natural, disuelve la mayoría de los compuestos sólidos, líquidos y gaseosos. Lo cierto es que no toda el agua que existe es igual, pues depende de los minerales que contenga. Las sales minerales son imprescindibles para mantener en el organismo un adecuado contenido de agua. Esta interdependencia del agua con los minerales se conoce con el nombre de equilibrio hidroelectrolítico. Además, debe existir un equilibrio correcto entre cada uno de estos minerales con el resto. Se han descrito aproximadamente 20 minerales esenciales para el hombre. Según las cantidades en que sean necesarios y se encuentren en los tejidos corporales se distinguen dos grandes grupos: Macrominerales: calcio, fósforo, magnesio, sodio, potasio, cloro, azufre. Microminerales o elementos traza que se encuentran en muy pequeñas cantidades: hierro, zinc, yodo, selenio, flúor, manganeso, cromo, cobre, boro y molibdeno. Los minerales tienen importantes labores reguladoras además de su función plástica al formar parte de la estructura de muchos tejidos. Son constituyentes de huesos y dientes (calcio, fósforo y magnesio), controlan la composición de los líquidos extracelulares (sodio, cloro) e intracelulares (potasio, magnesio y fósforo) y forman parte de enzimas y otras proteínas que intervienen en el metabolismo, como las necesarias para la producción y utilización de la energía (hierro, zinc, fósforo). Agua para las ciudades La enorme actividad humana exige un gran esfuerzo para proveer el agua, la cual se obtiene de fuentes naturales, como ríos, lagos o del subsuelo, para llevarla a las ciudades o centros de consumo. A ésta se le llama dulce porque tiene un contenido tolerable de sales, por el contrario, un agua con muchas sales disueltas no es apta para el consumo humano y sólo se puede beber después de un proceso que se llama desalación. Para llegar a un agua fresca, pura y cristalina, ésta debe someterse a varias etapas importantes que detallaremos a continuación: El agua se almacena por periodos largos (más de un mes) antes de entrar a las plantas de tratamiento para que sedimente la mayor cantidad posible de partículas sólidas suspendidas, lo que además reduce el contenido de bacterias. El tratamiento comienza cuando se airea el agua, es decir, se mezcla con aire por medio de agitadores o por aspersión a través de boquillas. El objetivo de ello es eliminar el bióxido de carbono disuelto, que causa corrosión, eliminar el mal olor y sabor. Luego, se somete el agua a la coagulación, que es un proceso en el que se provoca que las partículas mayores que forman coloides sedimenten. Esto se logra por la adición de productos químicos como aluminato de sodio, sulfatos de hierro y de cobre y otras. La coagulación y sedimentación reducen el contenido de bacterias, eliminan el color y la turbiedad e indirectamente también reduce olor y sabor. Durante el trayecto que hace el agua pasa por formaciones rocosas, donde se van sumando el calcio, magnesio y otros metales. Si éstos se encuentran en exceso son perjudiciales y hay que reducirlos. Ese proceso se conoce como ablandamiento del agua, que opera por precipitación al añadir productos químicos o por un filtrado a través de unas membranas llamadas de intercambio iónico, que atrapan estos minerales. Después el agua se filtra en recipientes con arena que eliminan la materia suspendida. La arena está compuesta de sílice, cuarzo molido o antracita (carbón). Por último, hay que desinfectar el agua, donde se utiliza comúnmente el cloro, aunque puede también recurrirse al ozono o a la radiación ultravioleta. En ocasiones, son necesarios otros procesos en casos especiales, como la adición de sulfato de cobre que elimina el exceso de algas, la filtración con carbón activado para suprimir los olores penetrantes y el uso de amoniaco y cloro (cloroamina), con los que se obtiene la desinfección profunda y el control del olor. De todos modos, la definición de agua potable difiere de un país a otro, ya que en algunas partes del mundo lo que interesa es optimizar el sabor del agua, mientras que en otros, se la debe tratar para mejorar las condiciones sanitarias. La dureza del agua Las sales más comunes en el agua dura son sulfatos, carbonatos, bicarbonatos y cloruros de calcio, magnesio, hierro, entre otros. Estos minerales tienen su origen en las formaciones rocosas calcáreas, y pueden ser encontrados en mayor o menor grado, en la mayoría de las aguas naturales, dependiendo de la cercanía de cordilleras o montañas. La proporción de estas impurezas constituye la dureza del agua y también afecta la potabilidad de la misma y su sabor. La tolerancia que tienen los humanos del agua dura es muy variable: más de 500 mg/l de carbonato de calcio es una cantidad excesiva y un valor deseable es de menos de 150 mg/l. El grado de dureza del agua puede presentar otros inconvenientes, como una desagradable coloración en la dentadura. Otro problema frecuente de las aguas duras es que el calcio y el magnesio que contienen, en contraste con las sódicas y potásicas que presentan los jabones y detergentes, son insolubles en agua. Por esta razón, los jabones en el agua dura tienden a precipitar en forma de sales insolubles y no producen espuma, además de entorpecer la acción lavadora tanto del jabón como del detergente. Por otro lado, cuando se calienta un agua dura se depositan los precipitados de estas sales en las paredes de las tuberías y las calderas. Estos depósitos pueden llegar a acumularse hasta el extremo de ocasionar su obstrucción y en algunos casos pueden producir roturas o explosión por un sobrecalentamiento de las tuberías o calderas. La dureza del agua también puede producir corrosión e incrustaciones en calentadores de agua, planchas, teteras, entre otros. Para evitar las consecuencias de un agua dura, existen métodos para la eliminación de la dureza, como el uso de filtros caseros e industriales. ¿Por qué agua filtrada? En 1966, el empresario alemán Heinz Hankammer diseñó un aparato que hizo posible que el agua mejorara notablemente su sabor. La idea consistió en crear un filtro que sustrajera las sales disueltas en el agua, obteniendo agua desalinizada, es decir, agua blanda. Además de “ablandar” el agua, otro buen motivo para filtrarla es que ésta durante el trayecto desde la planta de tratamiento hasta la mesa del hogar puede absorber impurezas. Al optar por la filtración al momento del consumo, conseguirá la seguridad de un agua pura, limpia, saludable y de agradable sabor. Plomo: ciertos análisis han mostrado que los primero cuatro litros de agua que salen las primeras hora de la mañana tienen niveles de plomo 30 veces más alto que lo permitido por las autoridades de salud. El plomo se libera de las cañerías que llevan el agua a la casa, lo que conlleva un alto riesgo para embarazadas y lactantes, que pueden absorber hasta el 50 por ciento. El daño por altos niveles de plomo en la sangre afecta al desarrollo, en términos de inteligencia, crecimiento y comportamiento. Cobre: se estima que el organismo requiere de dos a tres mg al día de este micronutriente. Sin embargo, altas dosis de cobre, sobre los 50 mg, pueden ser letales. El cobre se almacena en el hígado, cerebro y tejido muscular y es eliminado por la bilis. Sus efectos tóxicos se asocian a cirrosis hepática, otros síntomas más severos asociado a consumo de aguas altas en cobre (3mg/l) son diarrea, vómito y pérdida progresiva de la fuerza. La concentración de cobre en el agua aumenta bastante cuando un agua dura de pH bajo permanece estancada en cañerías de cobre. Cloro: si bien la cloración del agua potable es imprescindible para eliminar y prevenir infecciones de bacterias, una vez en la mesa ya no es necesaria. Ciertas investigaciones han demostrado que largos períodos de exposición a productos desinfectantes en base a cloro, pueden aumentar el riesgo de cáncer, particularmente de riñones, y causar otros efectos adversos a la salud. Las aguas duras, ricas en calcio y magnesio, pueden ser de interés para suplir las necesidades de minerales de niños, adultos y futuras mamás. Pero en general, es preferible consumir las aguas poco mineralizadas, tomando las más fuertes y gasificadas sólo de vez en cuando. Otra razón importante para filtrar un agua dura, es eliminar ese sabor que proviene de las sales minerales disueltas. Por ello, los bebedores de café, té o simplemente quienes toman agua de la llave apreciarán esta sensación en el paladar. CP-mo

Fuente
http://www.revistavida.cl/medio-ambiente-mainmenu-21/18-iqurae-el-agua.html



los beneficios del agua
y sus propiedades
el agua
una sustancia muy sencilla
propiedades del agua
para aprender
remedios vigorizantes para todos los gustos
propiedades del agua
importancia del agua
en el cuerpo
propiedades de agua
para la salud
el agua:
La vida se apoya en su comportamiento anormal
la propiedad del agua
esencial para los seres humanos
el agua
y sus propiedades

To see the whole list of Propiedades / Ver todo el listado de Propiedades






739 Lecturas


Acceso Administración